PVA (alcohol polivinílico) es también conocido como agente de despegue. Es una solución hidroalcohólica capaz de formar una película, es especialmente recomendada como desmoldante en moldes nuevos. No se recomienda su utilización con resinas que contengan o produzcan agua durante su curado.